Search

Cargando...

About Me

 

1.- COMPORTAMIENTO:
Las moscas de la fruta son organismos muy dinámicos con un poder de adaptación extraordinaria, que han encontrado en los predios frutícolas condiciones óptimas para su desarrollo y multiplicación.
Las moscas de la fruta pueden ser divididas en dos grandes grupos: especies univoltinas (una generación al año), que habitan regiones de clima templado con una fluctuación estacional marcada, como moscas del género Rhagoletis y las especies multivoltinas (varias generaciones al año), comunes en regiones con clima subtropical y tropical como moscas del género Anastrepha.
Algunas especies bajo condiciones tropicales pueden completar hasta 12 generaciones al año, manteniendo niveles de población muy elevadas. De acuerdo a las exigencias del medio ambiente y la época del año se desplazan de una planta a otra. Cuando un hospedante preferido desaparece, migran a otro, lo que les permite completar una nueva generación.
A veces atacan simultáneamente tres o cuatro hospedantes si éstos coinciden en su época de fructificación. Algunas especies se caracterizan por preferir cierto tipo de fruto o familia de éstos, por esta razón sus nombres comunes se relacionan con su hospedante preferido, ver cuadro siguiente.



MOSCAS DE LA FRUTA EN EL PERU, Y SUS HOSPEDANTES
MAS FRECUENTES
Mosca
En algunas especies el hospedante preferido en una zona, área o lugar no es el mismo para otra región, por ejemplo: La mosca del mediterráneo (Ceratitis capitata) en Piura prefiere Terminalia cattapa, en cambio en Lambayeque prefiere al mango aún cuando existe almendro tropical.
Constantemente se adapta a las condiciones del lugar, principio biológico por el cual frecuentemente amplían su rango de hospedantes y sufren procesos de especialización.
Cuando son introducidas en un nuevo lugar, amplían poco a poco, el número de especies frutales atacadas.


2.- BIOLOGIA:
Las moscas de la fruta presentan una metamorfosis completa u holometábola que se divide en las siguientes etapas: huevo, larva, pupa y adulto. La mayor parte de su ciclo biológico la pasan en estado inmaduro, cuando dañan los frutos.






2.1. Ciclo Biológico.
Una hembra sexualmente madura fecundada, inserta su ovipositor en un fruto y deposita una serie de huevos, de los cuales emergen las larvas que se alimentan de la pulpa de los frutos hasta completar los tres estadíos larvales, luego de salir del fruto se entierran en el suelo donde se transformarán en pupas. Después de algún tiempo, emergen los adultos que iniciarán un nuevo ciclo.
El siguiente cuadro describe las variantes de tiempos del Ciclo Biológico de moscas de la fruta de importancia económica y cuarentenaria.

2.2. Descripción de los Diferentes Estados Biológicos de la Mosca de la Fruta

2.2.1. Huevos
Pueden diferir en forma y tamaño en las distintas especies, por lo general son de
color blanco cremoso, de forma alargada y ahusada en los extremos, su tamaño es menor de 2 mm y en algunos casos el corion se encuentra ornamentado.
Son sumamente susceptibles a la deshidratación y dependiendo del sustrato y las
condiciones ambientales se desarrollan rápida o lentamente.
La masa de huevos ovipositados, se incuba por espacio de uno a siete días antes de la eclosión.



2.2.2. Larva.
La longitud varía de 3 a 15 mm, muestra una forma mucidiforme o sea ancha en la parte caudal y adelgazándose gradualmente hacia la cabeza, son de color blanco o blanco amarillento.
Su cuerpo está compuesto de once segmentos; tres de la región toráxica y ocho del abdomen, además de la cabeza. La región cefálica no es esclerosada, cabeza pequeña y retráctil y en forma de como.
Las larvas durante su desarrollo pasan por tres estadíos que se pueden determinar
por el tamaño de las mismas. Dependiendo del sustrato y de la competencia con
otra larva alcanzan un tamaño de 2 cm según la especie.
Una vez que han alcanzado su desarrollo completo aparece el fenómeno de la
pupación. Para completar el período de crecimiento la larva requiere entre 6 y 25
días.



2.2.3. Pupa.
Es una cápsula de forma cilíndrica con 11 segmentos; el color varía de acuerdo a las especies, presentándose diversas tonalidades las que varían entre el café, rojo y amarillo, su longitud es de 3 a 10 mm y su diámetro de 1,25 a 3,25 mm.
El estado pupal puede ser muy corto (de 8 a 15 días) si las condiciones son adecuadas (temperatura, humedad) o prolongarse por varios meses si las temperaturas disminuyen o la humedad es mínima.



2.2.4. Adulto.
El adulto emerge de la pupa rompiendo el pupario con un órgano llamado:
ptilinum
Que se localiza sobre la cabeza, con éste empuja una parte del pupario y emerge.
El adulto emergido se desplaza sobre el terreno, hojas secas y estira sus alas por
varias horas hasta desplegarlas completamente; usualmente la emergencia ocurre
durante las mañanas, este fenómeno de adaptación se da para evitar las altas temperaturas y condiciones de baja humedad o aridez; luego de una semana de emergidas
alcanzan su madurez sexual, después copulan, las hembras grávidas colocan sus
huevos en los frutos y se repite el ciclo biológico.
El color del cuerpo es amarillo, anaranjado, café o negro o bien una combinación
de estos colores, se encuentran cubiertos de pelos o cerdas llegando a medir de 1,5 a 6,0 mm de longitud. La cabeza es grande y ancha, la cara es recta o inclinada hacia atrás, frente ancha, ojos grandes generalmente de color verde metálico o violeta, antenas formadas por 3 segmentos cortos. Las alas son grandes, conformando diversos patrones de coloración, se caracterizan por que la vena subcostal está doblada hacia arriba, cerca del margen costal y forma un ángulo recto.

El abdomen consta de cinco o seis segmentos; la genitalia del macho es pequeña. En las hembras el séptimo segmento forma la envoltura del ovipositor, en el octavo forma el raspador y el noveno es el ovipositor.




2.3. Comportamiento de las Moscas de la Fruta

2.3.1.Búsqueda del alimento y agua.
Los adultos de las moscas de la fruta del género Anastrepha y Ceratitis, requieren para mantener una alta fecundidad, ingerir agua y nutrientes, tales como carbohidratos, aminoácidos, vitamina B y sales. Particularmente una fuente de alimento en el campo la constituye la mielecilla o dulce excretado por algunos pulgones; en las áreas tropicales las lluvias tienen un efecto negativo ya que lavan estos materiales, sin embargo, ellas lo toman de los exudados de frutos dañados o de frutos sobre maduros. Por otro lado, en épocas calurosas y secas tienen un efecto sobre el movimiento de las moscas especialmente en Ceratitis capitata. Otro factor esencial en la alimentación es el agua, necesitan ingerirla constantemente. El agua y alimento determinan en gran medida la longevidad del individuo.En la búsqueda por el alimento se ha encontrado una respuesta visual y de olor, de ahí el desarrollo de sustancias de atracción, tales como: Proteínas Hidrolizadas donde el acetato de amonio es la sustancia principal de atracción. Intentos para caracterizar el estímulo visual se realizaron en la década pasada donde se idearon muchas formas de trampas, resultando el color amarillo como el de mayor respuesta.

2.3.2. Comportamiento Sexual.
Cuando las moscas de la fruta alcanzan la madurez sexual (entre cinco y veinte
días) están listas para cumplir con la cópula, la cual realizan después de un complejo
cortejo sexual, mediante el cual la hembra selecciona al macho más apto.
En especies de Ceratitis como Anastrepha una simple cópula es suficiente para
toda su vida y además resisten intentos de cópula después de iniciada la oviposición.

El macho ubica una posición estratégica dentro de la planta y comienza a llamar a la hembra, secreta una feromona sexual, aletea vigorosamente y adopta diferentes posiciones, por lo general se forman grupos de machos o “leks” que compiten entre sí para lograr la supremacía sobre un territorio óptimo; la hembra atraída a estos sitios de despliegue, observa detenidamente y escoge al macho más exitoso. Es interesante notar que en muchas especies de moscas de la fruta existe el fenómeno de “presencia de esperma“, esto significa que si una hembra cópula varias veces en un día o en varios días, el esperma del último macho con el que cópula tendrá procedencia sobre otros machos y fertilizará los huevos que serán ovipositados.

2.3.3. Cópula y Oviposición.
El mayor estímulo de hospedantes a ambos sexos de las moscas de la fruta lo constituyen los componentes volátiles de los frutos en maduración. Hay que considerar la relación planta-insecto.
Una vez que el macho concluyó la cópula, la hembra se dedica a buscar un sustrato de oviposición adecuado, generalmente deposita sus huevos en frutos que estén próximos a madurar (60-70% maduros). Si no encuentra uno disponible, lo hace en frutos verdes o maduros.
La hembra deposita entre uno (1) y veinte (20) huevos por oviposición, en el caso
de Ceratitis capitata paquetes de entre diez y doce (10-12) huevos son ovipositados en el fruto y en el caso de Anastrepha fraterculus entre uno (1) a ocho (8) huevos.
El número de huevos a ovipositar puede ser regulado por la hembra, en caso de que en el fruto exista postura de otra hembra.
Algunas especies de moscas de la fruta luego de ovipositar arrastran su ovipositor en la superficie del fruto depositando una feromona no identificada que impide que otras moscas ovipositen en el mismo orificio, su importancia ecológica es de gran interés, toda vez que esta feromona probada en agua es soluble y fue aplicada a frutos no infestados que impidió que moscas fértiles ovipositaran después de seis días de duración del experimento en Laboratorio.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada